20
10. 2017

La iluminación LED provoca un debate sobre la historia de Roma

Viajes
Tipografia

En lo que respecta a tours guiados, éste fue deprimente. “Miren allá, a esa ‘Virgen con Niño’, con esa horrible lámpara arriba, dando un contorno tan severo”, dijo Nathalie Naim, síndica municipal, apuntando hacia una imagen enmarcada sobre una pared.

erca del Coliseo, otra atrocidad. “Éste solía producir una luz con un halo dorado, esa luz suave y acogedora que te envuelve”, se lamentó Naim, señalando con la cabeza hacia un poste de luz de hierro fundido. “No quiero hacer esto personal”, dijo Naim, mientras pasaba por una plaza revestida de bares, “pero estas horribles luces, ¡mamma mía!”.

Roma, con más de 2700 años de historia, siempre está en evolución. Casi no se puede cavar un hoyo sin que se encuentre un hueso o una ruina. Sin embargo, algunos son de la opinión que no se debe alterar la belleza romántica de la ciudad. Incluso un plan para reemplazar las luminarias de sodio amarillo de las calles con lámparas LED blancas, más baratas y más ecológicamente amigables, no es, para algunos, una simple modernización, sino una herejía.

Esto no agrada a todos los residentes de la Ciudad Eterna, propensos a quejarse eternamente. Unas 100 mil lámparas LED fueron instaladas, poco más de la mitad de las que serán cambiadas, a un costo aproximado de 52 millones de dólares, que se espera se traduzca en ahorros para la ciudad en costos de electricidad.

Las viejas luces y las nuevas son lo que “una cena a la luz de las velas es al pasillo de los congelados del supermercado”, escribió en Facebook Elizabeth Minchilli, residente estadounidense del vecindario central de Monti. Pero no todo el mundo está molesto. “Es cómo vives la ciudad, no la iluminación, lo que la vuelve romántica”, apuntó Cosimo Barnaba, gerente de un bar en Monti. “Roma siempre es hermosa, aun con luz blanca”.

Naim se volvió una figura central de la campaña para revertir la decisión, al exigir documentación de la compañía municipal de electricidad, para entender mejor cómo se llegó a esa medida. “La iluminación es atmósfera”, señaló. “Son asesinos de la belleza de Roma, de su historia”.

Mientras que más ciudades alrededor del mundo cambiaron a iluminación LED, “en las ciudades históricas de Italia se vuelve una cuestión de estética”, indicó Roberto Zamboni, experto en iluminación en el Consejo de Investigación Nacional Italiano. Señaló que el 20% del consumo de energía del mundo es usado por la iluminación, y que los costos se podrían reducir de manera significativa al reemplazar los focos de estilo antiguo.

“Pero, ¿estamos seguros de que queremos ponerlos en centros históricos sin tomar en cuenta la coherencia estética?”, añadió. “Quizá esto es un asunto para los arquitectos, porque hay soluciones”.

Fuente: DYN