Sidebar

21
08. 2018

Por ajustes en obras públicas, perdemos empleo directo e indirecto

Economía
Tipografia

Gustavo Weiss, titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), reconoció hoy que el anunciado acuerdo entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional ha generado preocupación en el sector ya que el Gobierno reducirá, en este marco, "30 mil millones de pesos en el presupuesto de obra pública este año".

 

"Nos han comentado desde el Gobierno que ellos van a tratar de negociar con los gobernadores y con el Congreso una baja de gastos corrientes, que según nos han manifestado tienen identificado, pero en caso que eso no ocurriera, sin duda, lo que se va a resentir es la obra pública", señaló en diálogo con El Intransigente.

 

En este sentido, Weiss advirtió: "Nosotros tenemos 430 mil obreros de la construcción en este momento, más capataces, administrativos, ingenieros, más todo lo que es el empleo indirecto. Vale decir todos aquellos fabricantes de insumos que viven de la industria de la construcción, cerámicas, ladrillos, grifería...si baja la obra pública, perdemos empleo directo, pero también empleo indirecto de estos fabricantes de insumos".

 

¿Tienen pensado algún tipo de plan para hacer frente a esta situación? "Nosotros lo que estamos diciendo públicamente es que esperamos que los Gobiernos tanto nacional, provincial y municipal, estén a la altura de las circunstancias y puedan consensuar rebajas en el gasto y que no impliquen inversión”, respondió.

 

Además, sostuvo que "no es solamente un problema que nos afecte directamente a nosotros". "Argentina tiene un déficit de inversiones en obra pública y esto lo único que haría es aumentar aún más la brecha de infraestructura que tenemos", explicó el presidente de Camarco.

 

Para cerrar, Gustavo Weiss precisó que la cúpula de la Cámara Argentina de la Construcción ya ha tenido reuniones al respecto con los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, de Transporte, Guillermo Dietrich y con el del Interior, Rogelio Frigerio.

 

"Hemos estado hablando de esta problemática, pero el Gobierno tiene decidido, como hipótesis principal de trabajo, que hay que bajar el déficit y, bueno, va a hacer lo posible para que el déficit sea gasto corriente. Pero existe la posibilidad cierta de que también afecte a la inversión", concluyó.

 

 

Fuente: El Intransigente.