20
10. 2017

¿De qué está hecha la goma de mascar y qué consecuencias tiene para tu salud y el ambiente?

Ecología
Tipografia

El chicle forma parte de la rutina de muchas personas en el mundo. Algunos lo mastican por ansiedad, para calmar el hambre antes de las comidas, por gusto o simplemente por costumbre. Pero más allá de eso, ¿alguna vez te pusiste a pensar qué es lo que estás mascando?

Lo que conocemos como chicle es una goma masticable está realizada en general con una base de plástico neutro (acetato de polivinilo o de goma de xantano), que es lo que le da su elasticidad que tanto divierte a quien la mastica. Antes se usaba la savia de un árbol tropical: "el chiclero", por eso su nombre. La sustancia era parecida a algunos pegamentos.

El chicle fue creado en los años ´80 por un mexicano que, en Nueva York, ayudaba al inventor Thomas Admas a buscar una forma de usar la savia de ese árbol como sustituto del caucho, y no lo logró. Pero sí consiguieron patentar la goma de mascar, al descubrir que mascarla era agradable.

Masticar chicle parece inofensivo e incluso, en algunos sitios, se considera como informal o inadecuado. Pero, ¿qué más debes saber de la goma de mascar?

El chicle tarda alrededor de 5 años en degradarse en el ambiente

¿Piensas que cuando tiras un chicle mágicamente desaparece? Pues no. Un solo chicle puede tardar cerca de 5 años en desintegrarse.

Puede traer problemas gástricos

Al ser solo goma y aditivos, muchos creen que el chicle ayuda a controlar el hambre, pero no tener nada en el estómago por mucho tiempo y masticar (produciendo saliva) constantemente puede provocar gases, acidez, irritación intestinal y diarreas. Cuando masticamos, el cerebro envía al estómago la señal de prepararse para la llegada de un alimento, segregando jugos e iniciando su actividad. Si ningún alimento llega, literalmente "digerimos nuestros propios jugos".

Aunque no tengan azúcar, pueden provocar caries

Tanto el azúcar, como otros saborizantes y conservantes ácidos del chicle pueden causar desgaste dental, es decir, un proceso de descalcificación; y caries.

Pueden contener sustancias como el aspartamo

El aspartamo es un edulcorante artificial que contiene fenilalanina, una sustancia peligrosa para quienes padecen una enfermedad hereditaria que afecta el desarrollo del cerebro llamada fenilcetonuria. Además, se lo ha relacionado con casos de cáncer, pero esto no ha sido 100% comprobado.

Pueden contener BHT (Hidroxitolueno Butilado)

El BHT se usa como conservante y fue prohibido en algunos países porque se relaciona con toxicidad daño renal y hepático, hiperactividad en niños, e incluso se señala que podría ser carcinógeno.

Son un derivado del petróleo

La base de goma es una mezcla de elastómeros, plastificantes y resina; incluso pueden contener cera de parafina, que es otro ingrediente subproducto de la refinación del petróleo. Es decir que, para que masques un chicle, hay un recurso no renovable que continúa siendo explotado.

¿Vale realmente la pena? Prueba otras formas de calmar tu ansiedad o tu apetito, ¡y lleva una vida más sustentable!

Fuente: Bioguia