Sidebar

22
10. 2018

Cuándo llegará el 5G a la Argentina

EccoPlus
Tipografia

El 5G es en materia de conectividad el sucesor del 4G. Esta quinta generación permitiría alcanzar velocidades de 10 Gbps (10.000 Mbps). Para tener una dimensión de lo que esto significa, basta con repasar que en la Argentina la velocidad de descarga del 4G es de 12 Mbps y que el promedio mundial es de 16 Mbps. Y en el caso del 4G+ se puede llegar a velocidades de entre 100 y hasta 200 Mbps.

Esta nueva tecnología no solo permitirá alcanzar mayor velocidad de conexión (se podría descargar una película HD al teléfono en menos de tres segundos) sino que podrá soportar hasta 100 veces más dispositivos conectados que los que soporta el 4G.

También reduciría el consumo energético en hasta un 90% y, entre otras cosas, extendería la vida útil de las baterías.

Estas bondades que promete el 5G tendrán relevancia, sobre todo, en la internet de las cosas. Para que todos los dispositivos del hogar estén conectados y "dialoguen" entre sí sin interferencias es trascendental el arribo de esta nueva tecnología.También será fundamental para las industrias porque reduce a apenas un milisegundo la latencia (el tiempo que transcurre entre que se emite una orden y se ejecuta la respuesta). En el caso del 4G es de 100 milisegundos.

Esta capacidad de respuesta súper rápida será vital -por ejemplo- para los vehículos conectados, donde una demora en la comunicación podría llegar a significar un accidente mortal.

Todo esto, a su vez, tendrá una repercusión económica: según Ericsson y IHS Markit, cerca de mil millones de personas en todo el mundo tendrán acceso al 5G en de los próximos cinco años, lo cual generará una producción económica de 12,3 trillones de dólares.

Argentina fue uno de los últimos países de la región en incorporar el 4G, en 2014, pero también de los que más rápido lo adquirió. Según un informe de la GSMA, el 36,78% de las 62 millones de líneas en el país tienen acceso a esta tecnología. Esto lo convierte en el tercer mercado de Latinoamérica por detrás de Brasil y Chile. Si bien se avanzó, todavía falta continuar con el despliegue.

El 5G tiene varios propósitos. Para cumplir con estas funciones se necesitan diferentes frecuencias o bandas. Por un lado está el tema de la cobertura e internet de las cosas, para lo cual se requieren bandas por debajo de 1 Ghz.

Para lograr una optimización en la experiencia de navegación, se requieren bandas de 3.5 Ghz, y para reducir la latencia se podrían usar bandas milimétricas de 26, 28 y 40 Ghz. La que tiene prioridad para la GSMA es la de 26 Ghz, según explicó a Infobae Lucas Gallitto, director de políticas públicas de GSMA, una organización que reúne a 800 operadores móviles y más de 200 compañías relacionadas.En este sentido, la conferencia mundial que llevará adelante en 2019 la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) será fundamental porque será allí donde se determinará cómo cambiarán las atribuciones de las bandas. Luego, a nivel local, le corresponde al Enacom habilitar las bandas que correspondan para el caso.